Publicado: 18 de Abril de 2017

La presencia de chinches tiene muy poco que ver con la limpieza, pero el desorden les ofrece buenos escondites y hace más difícil su tratamiento. 

Las chinches no transmiten enfermedades, pero sus picaduras causan pequeñas ronchas rojas en la piel que producen picazón. Normalmente, se alimentan de sangre con una frecuencia de entre 5 y 10 días, pero pueden vivir más de un año sin alimentarse.
Además son capaces de soportar temperaturas que van desde un clima casi helado hasta casi 113 °F. 

Es muy importante que contactes con profesionales para eliminarlas definitivamente.